Superemos los bloqueos emocionales

ESTIMULEMOS NUESTRA CAPACIDAD DE ANTI-BLOQUEO

Los bloqueos emocionales son interrupciones a nuestra capacidad de reacción mental, afectiva o física debido a situaciones externas. Los bloqueos emocionales provocan frustración, ira, parálisis emocional, depresión, sentimientos de culpa, inactividad, entre otras consecuencias debido a la imposibilidad de resolver los problemas presentados.

 

Así mismo, los bloqueos emocionales también pueden producir aspectos positivos en nosotros, ya que, si enfrentamos un problema con calma, nuestra mente genera mecanismos de defensa que permiten amortiguar el impacto recibido, logrando interiorizar lo ocurrido, aceptando el evento y fortalecernos. Es como que nosotros mismos nos damos una tregua para  solucionar las cosas.

 

Es importante entender que el "desconectarnos" por unos momentos de los impactos externos puede ser útil, pero sólo hasta cierto punto, pues el poner barreras permanentes, termina generando una crisis del sentido y la realidad.

 

Es imposible que podamos crecer si no enfrentamos a tiempo los bloqueos emocionales pues al final terminan sometiendo a nuestros sentimientos y a nuestra fortaleza. Cuando hay heridas no sanadas, resentimientos guardados o evasión persistente para enfrentar un impacto externo, se corre el riesgo de caer en un círculo vicioso de retroceso. Por ello se requiere de una capacidad de reacción mental lúcida para controlar nuestros pensamientos y reacciones.

 

Podemos estimular nuestra capacidad de anti-bloqueo con estas rutinas:

  1. Busca empatía.- Si tu bloqueo se debe a la manifestación (de cualquier tipo) de una persona , trata de ponerte en su lugar, al final el problema está en ella, no en ti. Recurre a una comunicación verbal.
  2. Investiga.- Si tienes bloqueos debido a lo desconocido, procura investigar, revisa varias fuentes de información que te ayuden a generar conocimiento.
  3. Establece límites.- Es importante que definas tu espacio en donde decidas hasta qué punto un factor externo puede bloquearte y asimismo hasta qué punto tendrás la capacidad de enfrentarlo.
  4. Aprende a controlar emociones.- Muchas veces, lo que nos detona o nos entristece es totalmente controlable si pensamos con amor y sabiduría.
  5. Encuentra tu espacio.- Cuando conversas contigo mismo, aprenderás a conocerte, a inspirarte, a cultivarte y a dominarte.
  6. Descansa.- Tómate un tiempo para relajarte, descansar, comer lo que te gusta o viajar. Una mente renovada ve los problemas desde otra perspectiva mucho mejor que antes.
  7. Cuida tu corazón.- Simplemente citaré: "Con todo cuidado vigila tu corazón, porque de él brotan las fuentes de la vida" Proverbios 4, 23.

 

Tenemos tanto que agradecer a Dios y tenemos toda la capacidad para vivir en equilibrio, pero en ocasiones podemos perder este equilibrio y buscar nuestras propias complicaciones o bloqueos: "En resumen, he descubierto lo siguiente: Dios hizo recto al hombre, pero ellos se buscan muchas complicaciones" Eclesiastés 7, 29.

 

Un sabio consejo para salir del bloqueo es aclarar las cosas con la interpretación adecuada: "¿Quién es como el sabio y quién sabe interpretar los hechos? La sabiduría de un hombre ilumina su rostro, y así se transforma la aspereza de su semblante". Eclesiastés 8, 1.

 

Recuerda: Confía en Dios y en su capacidad para fortalecerte. Busca dentro de tu corazón los tesoros que te permitirán enfrentar con altura los bloqueos rutinarios.

 

Con afecto, 

Javier

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Móni (lunes, 17 octubre 2016 10:45)

    Gracias amigos :)

  • #2

    Carmita (lunes, 17 octubre 2016 12:58)

    Excelente texto para reflexionar. Gracias Javi. Dios te bendiga!!!