Fortalezas y debilidades. Oportunidades y amenazas

EVALUEMOS LOS ASPECTOS INTERNOS Y EXTERNOS QUE INFLUYEN EN NOSOTROS

Una de las herramientas esenciales en el análisis administrativo es el FODA. El FODA es una matriz que analiza los aspectos internos y externos que influyen dentro del desempeño de una organización, tanto positivos como adversos.

 

Los aspectos internos (Fortalezas / Debilidades) dependen netamente de cada administración. Por el contrario, los aspectos externos (Oportunidades /Amenazas), no son controlados por la administración, sino por factores exógenos como la política, los mercados, la macroeconomía, la tecnología, la sociedad, la competitividad, entre otros. El objetivo de efectuar un análisis FODA es determinar una situación actual, permitiendo de esta manera obtener un diagnóstico preciso para así, tomar decisiones estratégicas a fin de mejorar.

 

En este sentido, este cúmulo de análisis permite profundizar cada eje administrativo para potenciar internamente las fortalezas y corregir las debilidades. Asimismo, se gestiona qué hacer para aprovechar las oportunidades externas y afrontar a las amenazas del exterior.

 

Si en una organización podemos hacer este tipo de análisis, con mucha mayor razón debemos aplicar esta herramienta en nosotros, pues los seres humanos necesitamos buscar estrategias de crecimiento personal para mejorar día a día.

 

 

ANÁLISIS INTERNO

El espíritu del hombre es una lámpara del Señor, que sondea hasta el fondo de sus entrañas." Proverbios 20:27

 

FORTALEZAS: Evaluemos nuestro interior, descubramos cúales son nuestras fortalezas y profundicemos en ellas. Podemos tener dones, capacidades y talentos, quizá escondidos o quizá muy explotados, es momento de sacar a flote lo mejor de cada uno de nosotros para convertirnos en los líderes de nuestras decisiones. Nuestras habilidades personales nos permitirán ser competitivos, guerreros ante situaciones complicadas.

 

DEBILIDADES: Analicemos nuestro ser, y permitámonos descubrir cuáles son nuestros puntos débiles, cuáles son las razones que nos hacen sentir tristes, o bajos de ánimo, de energía. Indaguemos lo que nos hace explotar o ser intolerantes. Pensemos en nuestras carencias, en lo que nos hace falta mejorar. Toda debilidad nos ubica en una posición desfavorable para enfrentar al mundo, así que actuemos y corrijamos pronto si notamos falencias en nuestro ser.

 

ANÁLISIS EXTERNO 

"No temas ni te asustes, porque contigo está Yavé, tu Dios, adondequiera que vayas" Josué 1: 9.

 

OPORTUNIDADES: Ahora bien, vamos a sacarle provecho a lo que nos rodea, a lo que no podemos controlar, a los aspectos externos que nos rodean. Sí es posible hacerlo, basta con analizar los factores del entorno que nos pueden resultar favorables para obtener ventaja a nuestro favor. Es cuestión de actitud y empeño con un corazón bueno y emprendedor.


AMENAZAS: Todo aspecto externo que consideremos que atenta contra nuestra integridad debe ser manejado con calma e inteligencia. La desesperación o la queja no contribuye en ninguna mejora. Las amenazas también son aspectos que nos distraen, nos corrompen o nos hacen caer en faltas. Aprendamos a medir analíticamente una amenaza antes de actuar o tomar decisiones.

 

COMBINANDO ASPECTOS EN NUESTRA VIDA

Cuando vivimos una combinación de fortalezas y oportunidades surgen las potencialidades, que nos brindan un panorama prometedor.

 

Pero no siempre es así, pues también nos enfrentaremos a combinaciones de debilidades y amenazas en donde deberemos enfocarnos a ser estrategas supervivientes y no decaer.

 

Finalmente, tendremos que afrontar riesgos en nuestras vidas, cuya combinación agrupa a fortalezas y amenazas. También seremos llamados a afrontar y superar desafíos cuando se combinen debilidades y oportunidades.

 

Queda claro el mensaje, es necesario analizarnos para rendir fruto por nuestras fortalezas y superar nuestras debilidades.

 

Aprendamos a conocernos para aprovechar las oportunidades y enfrentar los desafíos del exterior. Bajo el amparo de Dios, busquemos mejorar continuamente.

 

Si llega a ti un día lluvioso, dependerá únicamente de ti: si te encierras a lamentarte por el frío, o si sales con un abrigo y un paraguas a disfrutar de la lluvia y a enfrentar el frío con una sonrisa en el corazón, con una agradable compañía y una deliciosa bebida caliente.

 

 

Con afecto.

Javier.

 

Escribir comentario

Comentarios: 3