CONÓCENOS

Mi testimonio:

El propósito de Dios en nuestras vidas es un tesoro que debemos conocer.

 

Esta página web no fue creada en un principio para alabar a Dios ni para evangelizar. Esta página fue creada inicialmente para emitir radio en línea de forma comercial. Sin embargo por muchas circunstancias, descubrí que el Señor tenía un plan diferente, y en la actualidad, todo lo que comenzó como algo meramente comercial, terminó por convertirse en un espacio para exponer el amor de Dios, el Evangelio de Cristo, la luz del Espíritu Santo y la dulzura de nuestra Madre: La Virgen María. 

 

Mi vida espiritual comenzó con la formación que recibí de mis padres y de profesores salesianos. En mi adolescencia participé en Jóvenes del Espíritu Santo (sede en Quito). En mi juventud de etapa laboral he sido formado de la mano del Señor junto a mis hermanos de La Fuerza del Espíritu, perteneciente a la Comunidad "Jesús es el Señor".

 

En junio de 2016, comencé a escribir un blog cristiano para brindar consejos desde el punto de vista bíblico. Tuve tentaciones y dejé que los problemas me abrumaran, por un tiempo dejé de escribir, pero el Señor me regresó a su camino, valiéndose de una mujer muy virtuosa que llegó a mi vida. El abrazo de Dios me hizo más fuerte y más unido a su misericordia.

 

Un nombre comercial y un logo que al principio no tuvo ningún tinte cristiano, tomó un giro para remodelar esta imagen y honrar a Dios quien transformó mi pasado a un presente de luz. El actual logo representa a Dios como un círculo que no tiene principio ni fin, tiene la Cruz de Cristo cuyo valor nos redimió, tiene un corazón que representa al Espíritu Santo y tiene un color azul que me recuerda a María, Nuestra Señora.

 

Sin duda Dios escribe recto y firme sobre renglones torcidos. Ser instrumentos de Dios para su obra, es algo que debemos trabajar día a día. Anunciar la Buena Nueva de Jesús y su mensaje de Salvación es nuestro camino. Evangelizar, seguir a Cristo y ser fieles a su Iglesia Católica con amor, respeto y paz, es nuestra bandera.

 

Todos tenemos errores, dificultades y luchas para alcanzar el bienestar a plenitud. Dios sabe que no somos perfectos, Él nos está buscando para disfrutar de la Vida Eterna en el paraíso. Solamente Dios nos puede levantar, Él lo hizo conmigo y también lo puede hacer contigo. Un cristiano debe imitar a Jesús: buscando felicidad en la sencillez, amor en cada acto y sabiduría en cada pensamiento.

 

Que la Sangre Preciosa de Jesús nos bendiga.

 

Con afecto,

Javier

Misión

Predicar el amor de Dios mediante contenidos de evangelización multimedia, historias de vida, blog cristiano y recursos compartidos.

Visión

Contribuir al crecimiento espiritual de los ciudadanos del mundo y la cercanía con su Creador.

 

Valores

Vivir coherentemente con firmes convicciones, asumiendo los frutos de nuestras decisiones y compromisos, buscando siempre beneficiar y respetar a los demás, poniendo delante de todo a Dios, nuestro motor de vida.


Escríbenos: